TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN

Para enseñar al niño a tolerar la frustración, existen consejos útiles que
detallamos a continuación:

• Dar el ejemplo, los niños actúan como ven a los adultos.
• Educarle en la cultura del esfuerzo.
• No darle todo hecho.
• No ceder ante sus rabietas, aprender a gestionarlas cuando se
produzcan.
• Marcarle objetivos claros y acorde a su edad.
• Convertir la frustración en aprendizaje.
• Enseñarle a ser perseverante.
• Las normas y límites son fundamentales deben darse con firmeza y
deben cumplirse con tranquilidad.
• El NO, aunque frustre a los pequeños, es necesario.
• Debemos potenciar el arte de pensar.
• No buscar perfección.
• Si no desea realizar una actividad, no forzarlo, esperar el momento en el
que esté dispuesto y con buen ánimo.

Tener muy claro que la frustración es inevitable en la vida, y si los
pequeños no aprenden a manejarla y aceptarla, en su vida adulta les
costará mucho más.

Tener muy claro que la frustración es inevitable en la vida, y si los
pequeños no aprenden a manejarla y aceptarla, en su vida adulta les
costará mucho más.